Hinchalia.es

Directorio de proveedores de artículos hinchables

Para quitarse el estrés lo mejor es "hincharse" a tortas

Nos encontramos en una sociedad que nos incorpora, cada vez con menor edad, en un frenético tren de vida que nos dirigen irremediablemente al estrés, los nervios crispados -sólo hay que conducir durante media hora por Madrid,
Barcelona o Valencia para darse cuenta- y, en el peor de los casos, las depresiones y la locura.

Los remedios para estos desórdenes psicológicos y emocionales son diversos y variopintos, quién lo niega, pero casi todos pasamos por la farmacia a por
tranquilizantes, ansiolíticos o, como mal menor, nos vamos a un herbolario en busca de la "hierbecita milagrosa" que nos permita dormir por las noches.

Los hinchables han inventado algo mucho mejor: desahoguémonos dándonos de tortas... pero sin hacernos daño. Es el sueño de todo ser humano estresado: coger a esa persona con la que nos une una sincera relación de odio visceral y, con la seguridad de que no va a haber lesiones, liarse a puñetazos, patadas y cabezazos. Eso sí que hace desaparecer el estrés, qué caramba.

Se trata de un completo equipo de Luchador de Sumo, provisto de casco,
guantes -un poco grandes, eso sí-, traje y botas, todo ello hinchable. Y si encontramos un ring igualmente hinchable, pues mejor todavía. Ya podemos darnos mamporros hasta agotarnos, que no vamos a causar más que una leve sensación de desequilibrio. Y lo mejor de todo: vamos a procurar una buena sesión de risoterapia a quien presencie el "combate".

Para quitarse el estrés lo mejor es